Preguntas frecuentes 2018-04-13T16:22:03+00:00

Preguntas frecuentes.

El agua de mar tiene un alto pH (de 8 a 8’4) y un contenido en minerales con una proporción similar a la del cuerpo humano. Esa proporción de minerales es esencial para la salud humana. Por este motivo, nuestros clientes la consumen a diario como parte de una vida saludable.

El agua de mar puede beberse o usarse como complemento alimenticio en recetas. Para beberla hay que diferenciar entre hipertónica (100% Agua de Mar) o isotónica (diluida con agua dulce).

La cantidad de agua de mar que hay que usar en las recetas es relativa ya que, como ocurre con la sal, cada persona tiene un gusto diferente. Lo ideal es probar y ajustar según la persona pero como ejemplo orientativo recomendamos usar el 100% de agua de mar para cocer mariscos, entre el 75% y el 100% para cocinar pescados y el 33% para cocinar patatas, verduras, pollo, pastas y arroces.

El agua de mar mejorará el sabor de tus alimentos y, además, hace posible eliminar de tu dieta los efectos negativos de la sal común o refinada (un mineral muerto) como la retención de líquidos o la obstrucción arterial.

Además, la sal de mesa está compuesta de un 97% de sodio y un 3% de minerales; mientras que el agua de mar es un 86% sodio y un 14% de minerales saludables todos para el organismo, también el sodio que es un mineral, en este caso, vivo.

Hay diversos estudios científicos que aseguran que el agua de mar ayuda a prevenir la diabetes, a reducir los niveles de colesterol en sangre y a regular la tensión arterial. Por supuesto, esto depende de cada persona, y es recomendable consultarlo con tu médico de confianza.

No, el agua de mar es un conservante natural, si se almacena en un lugar seco y alejado de la luz conservará sus propiedades durante años.